Skip to content

Cientos de personas piden al estado que los estudiantes aprendiendo inglés se salten exámenes

No es equitativo, ellos dicen, pedir a los estudiantes que están aprendiendo inglés, muchos de los cuales son estudiantes de color, que regresen a las escuelas y se sienten a tomar examenes cuando no se pide lo mismo de aquellos que ya hablan el inglés.
nguyen-dang-hoang-nhu-qDgTQOYk6B8-unsplash
Stock photo by Nguyen Dang Hoang Nhu on Unsplash

Nota editorial: Esta historia se publicó originalmente en Chalkbeat Colorado, un sitio de noticias en inglés sin fines de lucro que cubre contenido acerca de cambios educacionales en las escuelas públicas. Para suscribirse en su boletín visite: ckbe.at/newsletters

***

Muchos maestros, padres de familia y líderes de distritos escolares están pidiendo al estado que se salte las examinaciones del dominio del inglés en la primavera.

No es equitativo, ellos dicen, pedir a los estudiantes que están aprendiendo inglés, muchos de los cuales son estudiantes de color, que regresen a las escuelas y se sienten a tomar examenes cuando no se pide lo mismo de aquellos que ya hablan el inglés.  

Los promotores de la petición presentaron una solicitud al Comisionado de Educación de Colorado la semana pasada. 

Esta suplica que el estado cancele ACCESS, el examen que los estudiantes que están aprendiendo inglés toman cada año, o decir claramente a los padres que pueden sus estudiantes excluirse de tomar la prueba sin consecuencias. 

“Estos estudiantes y sus familias tienen un riesgo excepcional y desproporcional de contraer la enfermedad'', indica la carta. “Exámenes en persona, los cuales se toman por varias horas durante varios días, los coloca en un riesgo inminente de salud.” 

En Colorado, las personas hispanas, los cuales forman la mayoría de aquellos que están aprendiendo inglés, han sido afectados desproporcionadamente por el virus. Son más propensos que personas de otros grupos raciales a ser hospitalizados y tienen una mayor tasa de mortalidad.  

Aquellos que han firmado la carta incluyen padres de familia, maestros, y promotores de derechos de inmigrantes de varios grupos y en varios distritos escolares y escuelas charter. También incluye directores de escuelas y oficiales de distritos escolares, incluyendo a la Superintendente de Denver Susana Cordova.

Aunque el examen es requerido por la ley federal y estatal, como cualquier otra prueba estandarizada, los resultados de ACCESS pueden determinar el modo de enseñanza para los niños. Los puntajes están diseñados para indicar a los educadores el nivel de dominio del inglés que un estudiante tiene, lo cual informa su asignación en las clases del desarrollo del inglés. El examen también puede ayudar a determinar si un estudiante ha alcanzado el suficiente dominio para dejar de recibir los servicios federales obligados que a veces los mantiene fuera de otro tipo de aprendizaje. 

Sin embargo, oficiales del estado ya habían emitido directrices para distritos acerca de identificar, mover o colocar a estudiantes en clases del desarrollo del inglés utilizando otro tipo de parámetros. Datos de otras examinaciones y observaciones de maestros pueden jugar un rol en este tipo de decisiones.  

“Siempre hay un lugar para eso, pero lo que estaría faltando es la métrica estatal que ayuda a garantizar consistencia a través del estado”, dijo Joyce Zurkowski, la directora de evaluación de la comisionada de educación del estado de Colorado, añadiendo que la definición del dominio del inglés variaba mucho de un distrito a otro. “Lo cual es parte de la razón por la que existe el examen.” 

Cerca del 13% de estudiantes en escuelas públicas en Colorado se identifican como aprendices del inglés. Cada año, estos estudiantes toman exámenes ACCESS, los cuales califican su habilidad de leer, escuchar, hablar y escribir el idioma. El periodo para tomar  este examen inicia el 11 de enero, cuando algunos distritos escolares posiblemente continúen ofreciendo educación remota.

Simitrio Carrazco Perez, el padre de un estudiante de kindergarten en Boulder que habla español y está aprendiendo inglés, dice que le preocupa mandar a su hija a los edificios de la escuela solo para tomar este examen. 

El sabe que el examen ayudará a informar la decisión para la educación de su hija, pero le preocupa más exponerse a COVID-19 en un momento durante el cual su distrito y muchos otros han decidido cerrar las escuelas.  

“Honestamente pienso que es absurdo que esto sea una opción”, dijo Carrasco Perez. “Por que no se puede cancelar este examen como los otros?” 

Si las escuelas ya se han abierto durante el periodo cuando se brinde el examen, él se sentiría menos preocupado por estar expuesto, pero aun así teme que su hija pierda más tiempo de aprendizaje. 

“Estarían interrumpiendo la educación otra vez”, dijo Carrazco Perez. “Y significa más estrés. No creo que este sea el momento adecuado.”

Líderes de la educación en Colorado han estado debatiendo si administrar este examen a los estudiantes este año o no. Un grupo de trabajo dedicado a redactar recomendaciones acerca del tema no pudo llegar a un acuerdo (enlace con información en inglés), pero recomienda que los estudiantes se salten ciertos exámenes este año escolar. 

Sin embargo, el grupo no discutió la prueba ACCESS. 

Hasta ahora, líderes del Departamento de Educación de Colorado han extendido el plazo  (enlace con información en inglés) que los distritos tienen para administrar el examen, emitieron directrices para los distritos resaltando que únicamente se brinde el examen cuando se considere seguro, y reconocen que algunos estudiantes probablemente no tomen la prueba este año.   

Zurkowski dijo que el departamento también está redactando un esquema de mensajes que las escuelas podrán enviar a padres de familia explicando lo que es el examen, las medidas de seguridad que están en pie y las opciones que tiene la familia.  

“En este momento estamos buscando esfuerzos de buena fe siempre y cuando las condiciones sean seguras, en eso estamos”, dijo Zurkowski. “Así como en las escuelas y distritos escolares, continuaremos monitoreando lo que está pasando con COVID.” 

Algunos grupos educacionales que han estado a favor de hacer exámenes no han dicho nada en cuanto a ACCESS. En general, han sugerido que los distritos y oficiales estatales necesitan todos los datos posibles de este año para poder evaluar las pérdidas y poder empezar a planear maneras de reponerlas. 

Algunos activistas se preguntan si el dominio del inglés es una de las áreas en las que los estudiantes se podrían quedar atrás (enlace con información en inglés). Algunos distritos inicialmente redujeron la cantidad de ayuda a estudiantes que están aprendiendo inglés. Además, en otros casos, este grupo enfrenta la mayor cantidad de desafíos en cuanto el acceso a internet, dispositivos tecnológicos, y el conocimiento acerca de cómo utilizar estos para acceder el aprendizaje en línea. 

Algunos maestros creen que la información que reciben de este examen no es esencial para la instrucción de los niños y que los posibles beneficios de cualquier tipo de exámenes no son mayores al riesgo de presentarse en persona para tomar el examen.

Deborah Figueroa, una maestra de estudiantes que están aprendiendo inglés y presidenta del sindicato de maestros en Adams 14, firmó la carta esperando que el estado reconsidere aplicar el examen. 

“Te puedo decir ahora mismo quien si va a pasar el examen y quien no”, dijo Figueroa. “Si eres un maestro efectivo, siempre estás evaluando a tus estudiantes.” 

El examen ACCESS fue creado por un grupo llamado WIDA de la Universidad de Wisconsin y se usa en 40 estados y territorios. Durante el verano, líderes en la universidad analizaron la idea de ofrecer una versión del examen remota. Pero ya que el examen generalmente se administra por maestros que han sido entrenados y certificados por WIDA, administrar el examen crearía una carga grande para los padres, quienes muchas veces tampoco hablan inglés.

Permitir a estudiantes tomar el examen en casa también requeriría descargar algún tipo de software. También, los distritos escolares tendrían que haber distribuido folletos para las pruebas de redacción de los estudiantes más pequeños, CDs para las pruebas auditivas, y además asegurar que cada estudiante tenga acceso fiable al internet para que las gráficas en el examen aparezcan correctamente y para que la porción hablada se pueda grabar.    

Howard Gary Cook, director de evaluación en WIDA, dijo que las dificultades de asegurarse que los estudiantes tomando los exámenes tengan una experiencia a través de la variedad de situaciones son muy grandes. 

“No veíamos como estar de acuerdo para que esto fuera equitativo”, dijo Cook. “Esta fue la mayor inquietud.” 

Los varios comités de asesoramiento y oficiales del estado estuvieron de acuerdo, deteniendo así la opción de ofrecer una opción remota para el examen, por lo menos por ahora. 

Para Jorge Garcia, la cabeza de la Asociación de Educación Bilingue de Colorado y una de las personas liderando la petición al estado, dice que por ahora a muchos “padres negros y de color les importa más la salud y seguridad de sus hijos que los resultados de estas pruebas o regresar a las escuelas en persona.” 

Pero, él dijo, muchos líderes de educación no están consultando a los padres de color para tomar estas decisiones. “Esto es lo que nos molesta”, él dijo. 

Chalkbeat es un sitio de noticias sin fines de lucro que cubre contenido acerca de cambios educacionales en las escuelas públicas.

push icon
Be the first to read breaking stories. Enable push notifications on your device. Disable anytime.
No thanks