Skip to content
Join our Newsletter
Support Local News
Join our Newsletter

Una segunda ronda del fondo #Strongmont se enfocará en traer equidad a negocios multiculturales

Negocios de gente Latina no se vieron beneficiados por la primera ronda del fondo Storngmont, algo que puede llegar a cambiar dado que la segunda ronda se enfocará específicamente en apoyar a negocios multiculturales.
2020_06_26_LL_Spanish_Taqueria Madero y Las Americas Tortilleria
Taqueria Madero y Las Americas Tortilleria ubicadas en las calles Novena y Lashley. (Foto de Macie May)

Hasta hoy, $223,000 se han proporcionado a 23 negocios locales por medio del fondo #Strongmont — un fondo y campaña desarrollados por la asociación para el desarrollo económico de Longmont (o Advance Longmont Economic Partners) para apoyar a negocios pequeños y ayudar a mitigar el impacto económico de la pandemia de COVID-19.

Los fondos de esta primera ronda fueron concedidos a principios de este mes, de acuerdo al director ejecutivo de la Fundación Comunitaria de Longmont, la cual administra esta campaña. Aunque estos fondos permitieron que se suministrará una cantidad muy necesaria para reactivar la economía local, los beneficios no se esparcieron de manera pareja a todos. 

“Desafortunadamente, ningún negocio Latino recibió de este dinero, hasta donde nosotros sabemos,” compartió Ricardo Cabrera, el gerente de proyectos de la Cámara de Comercio Latina del Condado de Boulder y miembro del comité que manejó el fondo. 

“Ellos tienen cierta cantidad de dinero y no alcanza para todos, los interesados tiene que exponer su caso. El problema para los Latinos es argumentar su caso dado todos los requisitos que deben de cumplir para calificar y recibir el dinero,” añadió Berenice Garcia-Tellez, secretaria de la junta directiva de la Cámara de Comercio Latina del Condado de Boulder y especialista en sustentabilidad económica en la ciudad de Longmont.  

Sin embargo, una segunda ronda de este programa, llamado Stongmont 2, se dedicará únicamente a dar este apoyo financiero a negocios multiculturales que han pasado por momentos difíciles debido a la crisis de COVID-19.  

“De forma unánime, el comité encargado del fondo aprobó enfocar esta segunda ronda a apoyar a negocios de color (o multiculturales)... Estamos trabajando con aliados en la comunidad, la cámara de comercio, y otras personas para asegurarnos de que llevemos a cabo un proceso equitativo,” explicó Hozempa, quien también publicó una carta el dia miercoles pidiendo una disculpa a negocios de minorías por haber sido excluidos de la primera ronda del fondo. 

Strongmont 2 incluirá una nueva solicitud (en inglés y español) creada con el apoyo de un grupo diverso en la comunidad compuesto de voluntarios y organizaciones locales; la oportunidad para aplicantes de compartir los detalles de su trabajo y negocios por medio de un video; y videos y llamadas tutoriales por medio de Zoom para hacer y contestar preguntas acerca de la solicitud, de acuerdo a carta de Hozempa.

Este tipo de cambios eliminarán algunos de los obstáculos, pero activistas locales explican que hay problemas sistémicos de fondo que impactan enormemente a los negocios Latinos.

Los sistemas bancarios son unos de los más grandes obstáculos para negocios de inmigrantes Latinos dado la dificultad que presentan para acceder recursos financieros. 

“El verdadero problema es la industria bancaria... los banqueros culpan a los negocios por no establecer un buen crédito lo cual impide una infusión de dinero inicial. Los negocios Latinos dependen de familia para la capital inicial y dependen de tarjetas de crédito personales. El historial de crédito se puede ver dañado muy rápido cuando se te pasa uno o dos pagos… Vemos una desigualdad en la manera que se dispone de capital,” comentó Ron Brambilla, activista local y miembro de la Cámara de Comercio Latina del Condado de Boulder. “Los bancos no se quieren arriesgar.

“Generalmente, no tenemos acceso al capital que necesitamos como lo tienen otros negocios. Nuestro capital cuesta más y no lo recibimos de las fuentes tradicionales,” explicó Brambilla  añadiendo que los préstamos de la Agencia Federal de Pequeños Negocios (o Small Business Administration, SBA) y el dinero de inversionistas no siempre son opciones para negocios Latinos. Ciertos requisitos, como tener relaciones establecidas con bancos, mal crédito o inexistente, o intereses de inversión limitados dejan a los Latinos fuera de la jugada sin poder tomar ventaja de este tipo de soluciones.

El sistema bancario es una barrera, la falta de educación formal es otra. Niveles bajos de educación entre Latinos inmigrantes y nacidos en Estados Unidos es el factor más grande que limita los ingresos de estos negocios, de acuerdo a un reporte reciente de la Agencia Federal de Pequeños Negocios, el cual explica que el nivel de educación señala a clientes, prestadores y otras empresas el potencial de un negocio. 

Para empresarios Latinos en longmont esto se puede manifestar en la falta de entrenamiento formal o técnico acerca de estrategia de mercadotecnia, redes sociales y otras herramientas digitales. 

“Las personas especialmente en los negocios latinos no tenemos acceso o entendimiento de cómo funcionan (algunas tecnologías) por que tradicionalmente nos hemos ido por palabra, conocidos o cosas así y tenemos grabado esas ideas, pero ya teniendo otro tipo de plataformas accesibles, hemos podido expandirnos y crecer como negocios," comentó Oscar Luna, dueño de The Cleantastic Four y consultor de negocios pequeños.

Hasta hace poco, Amado Carbajal, dueño de AC Training, una compañía de entrenamiento de RCP, no había sabido la importancia de utilizar sus redes sociales de manera regular para crecer su negocio. Con el apoyo de una amiga, él ha logrado incrementar el número de sus seguidores de 200 a 2,000 en cuestión de días. 

“(Mi amiga) me dijo que tengo que ser más constante, poner tres publicaciones por semana, el lunes algo nuevo para que la gente se de cuenta de lo que estoy haciendo, los martes información sobre mi negocio, y los jueves remembranzas, para recordar a la gente que ya les di clases… que la gente se de cuenta a qué lugares voy en mis fotos me abre más puertas," comentó Carbajal.

Amado Sosa dueño de Masterclean Carpet, compartió una historia similar diciendo que recientemente se vio obligado a crear un sitio web para su negocio: “Es un poco difícil entrar al mercado cuando la gente no te conoce, tenia que tener algo más real. Este año apenas puse mi página de internet, la mandé hacer. Es un esfuerzo, hay que hacer el sacrificio para el bien de uno."

La falta de conocimiento acerca de redes formales de apoyo también contribuye a que estos empresarios tengan acceso limitado a información y recursos educacionales. 

“No todos están conectados, simplemente el concepto de una cámara de comercio es un concepto foráneo. La gente hace negocios entre ellos y tienen sus propias redes de apoyo. Los negocios comparten información los unos con los otros, es una estructura más informal para compartir información,” explicó Peter Salas, miembro fundador de la Cámara de Comercio Latina del Condado de Boulder.

Como con la mayoría de los sistemas en Estados Unidos, la industria del comercio en este país es desconocida para gente que viene de otros países. Empresarios inmigrantes tienen que aprender reglas nuevas que muchas veces pueden ser confusas. “La falta de relevancia cultural puede ser un obstáculo adicional para empresarios Latinos,” de acuerdo a un reporte por el Instituto Aspen el cual aboga por modelos de educación culturalmente relevantes para impulsar a estos negocios. 

Salas también explicó que hay muy pocos datos que provean una imagen clara de la presencia de los negocios latinos así como de su impacto. “Esa es la pregunta del millón: ¿Cuántos hay? ¿Quiénes son? ¿Dónde están? Una de las fallas del sistema es que los datos acerca de negocios multiculturales no existen... nadie está recolectando esta información y esto nos hace más difícil el poder llegar a estos negocios para hacer que las cosas cambien.” 

Pero no todo es negativo; hay oportunidades claras para desarrollo y crecimiento en la manera que los negocios Latinos ya se manejan.

“Todos los días desde que empezó la pandemia hablo con (mis clientes) para ver cómo van, cómo se sienten, empezamos a platicar sobre cómo se adaptan sin trabajo, si tienen alguna necesidad que podamos ayudar… la mayoría vivimos al dia, no tenemos ahorrado un mes o tres meses para estar sin trabajar," compartió Yvette Galindo, dueña de Noa Noa Fitness Club.

Ella organizó el patrocinio y la entrega de 80 canastas de despensa y un evento en automóvil para el Día del Niño para apoyar a sus clientes y a otros en la comunidad durante la cuarentena. 

Sosa has modificado su estrategia de negocio para dar mejor servicio a sus clientes. 

“Cada día pongo imágenes de la compañía, pongo especiales, estoy cobrando algo justo porque la gente no está para gastar mucho. Cada día yo estoy tratando de hacer algo, ir a los restaurantes a hablar con los clientes directamente, me gusta personalmente ir a las oficinas, ir con los dueños y ofrecer mis servicios. Cuando me han dado la oportunidad me he quedado con el negocio."

Al cambiar sus estrategias, estos empresarios han visto a sus negocios crecer y han ampliado sus relaciones con la comunidad. Carbajal ahora trabaja con otro negocio Latino para tener un espacio donde hacer sus entrenamientos. Luna ha reorientado su enfoque para incrementar su presencia en las redes sociales de un 30% a un 80% y Galindo ha expandido su alcance lo cual ha ampliado la diversidad de sus clientes enormemente.

“Dada la actual pandemia, esto ha generado un cambio de paradigma en nuestra comunidad ocasionando que la gente vea las cosas de una manera diferente, cosas que antes no tenían tan presente… hay una nueva sensibilidad que todos hemos adquirido de ver lo que ha pasado en Minneapolis y a lo largo del país, una conciencia más elevada, lo cual ayuda a crear cambios,” concluyó Cabrera.




Comments