Skip to content
Join our Newsletter
Join our Newsletter

La escuela durante la pandemia: lo bueno, lo malo, lo feo y lo que depara el futuro

Algunas de las lecciones aprendidas durante la pandemia del COVID-19 podrían continuar cambiando la educación en los próximos años
Juliann Daley classroom
Salón de clases de Juliann Daley

Acerca de esta serie 

El jueves se cumple un año desde que el gobernador Jared Polis emitió la orden de quedarse en casa en todo el estado cuando los casos de COVID en Colorado superaron los 1,000. Empezando el día de hoy, el Leader estará explorando los impactos de la pandemia y los ajustes que esta ha provocado en organizaciones, incluyendo el gobierno de la ciudad, el cuidado de la salud, las agencias del orden público, las organizaciones sin fines de lucro y las escuelas. 

Miércoles: Los recortes al presupuesto, a los programas para el público debido a COVID no demolieron la ciudad 

Jueves: La resiliencia resultó ser la mejor medicina para los trabajadores de la salud de primera línea en la pandemia

Viernes: A medida que COVID afectó a la comunidad, las organizaciones sin fines de lucro de Longmont se unieron para llegar a quienes más lo necesitaban

Sábado: Delitos menores y procedimientos cambiantes: la pandemia ha impactado la aplicación de la ley, el sistema de justicia penal

Hoy: La escuela durante la pandemia: lo bueno, lo malo, lo feo y lo que depara el futuro | (English)

***

A las 9 a.m. en punto, Juliann Daley esperaba a sus estudiantes para iniciar la sesión de clase a través de WebEx, una plataforma que tuvo que aprender a usar el año pasado cuando las clases se pasaron en línea y la cual se convirtió en el centro de su rutina durante los últimos 12 meses. 

Ella recuerda dónde estaba cuando el Distrito Escolar de St. Vrain Valley se enteró del primer caso de COVID-19 en el condado.

“El año pasado estaba en la reunión del Consejo Asesor de Maestros cuando (el superintendente Don) Haddad se enteró de que había un caso en el condado de Boulder, el primer caso en el condado de Boulder”, dijo.

“No recuerdo la cronología exactamente... pero estábamos en la escuela un jueves y nos dijeron a los estudiantes y maestros que ya no volviéramos a los salones por COVID y que las clases se volverían virtuales. Eso fue justo antes de las vacaciones de primavera”, dijo Daley.

Desde aquel fatídico jueves, muchas cosas en la vida y el trabajo de Daley, maestra de cuarto grado en la primaria Alpine, han cambiado. Madre de un ex alumno de SVVSD, su historia con el distrito va mucho más allá de los ocho años de enseñanza en la escuela primaria, y este ha sido un año de cambios como ningún otro, dijo.

“Pasé de estar en el salón de clases un día con mis hijos y al día siguiente no estar con ellos, y no estar en persona con ellos por el resto del año escolar”, ella dijo. “Aprendimos muy rápido y nos adaptamos muy rápido como seres humanos. Es increíble lo mucho que aprendimos en tan poco tiempo ".

Day 1: 2020-2021 School Year from SVVSD on Vimeo.

El 12 de marzo del 2020, Haddad envió el correo electrónico a las familias que iniciaría la montaña rusa de los próximos 12 meses.

“Siguiendo la recomendación de Salud Pública de Boulder, cerraremos todas las escuelas en St. Vrain a partir de mañana, el 13 de marzo del 2020, y hasta el final de las vacaciones de primavera”, él escribió.

Desde ese día, los maestros no regresaron a los salones de clase hasta agosto y solo una fracción de los estudiantes regresaron hasta octubre.

La seguridad y el bienestar de los estudiantes, los maestros y el personal se ha mantenido como una constante en las prioridades de SVVSD al tomar decisiones sobre el formato y las plataformas de aprendizaje, según Haddad.

“... Todo lo que hacemos, siempre, se enfoca en mantener a nuestros niños seguros, mantener a nuestros maestros y a nuestro personal seguros y a nuestra comunidad segura. Y eso conlleva bastantes desafíos ”, dijo.

Cambios que afectaron la vida familiar, escolar

Seguir las órdenes de los departamentos de salud locales y estatales, y establecer protocolos basados en reglas que cambiaban muy a menudo era "frustrante para todos los involucrados", dijo Haddad.

Los niños en los Estados Unidos asisten a escuelas públicas por un promedio de 1,195 horas al año, mientras que un padre con un empleo de tiempo completo trabaja el doble de tiempo, alrededor de 2,450 horas al año, según una encuesta de educación del 2020 por el Centro Nacional de Estadísticas Educativas.

Los padres que sufrieron pérdidas de empleo en las industrias de alimentos, restaurantes y servicios personales tuvieron dificultades cuando la escuela se mudó en línea, dijo Tere García, directora ejecutiva de Engaged Latino Parents Advancing Student Outcomes, o ELPASO por sus siglas en inglés, una organización local sin fines de lucro dirigida por latinos dedicada a cerrar la brecha de rendimiento académico a través de la apoyo y participación de los padres.

Con millones de niños en todo el país que no pasaron tiempo en las escuelas este año escolar, los padres han tenido que ajustar sus horarios. Algunos no pudieron buscar un nuevo empleo, mientras que otros se vieron obligados a renunciar para cuidar de sus hijos con la escuela y en la casa. 

Las barreras del idioma y la falta de acceso digital también crearon desafíos adicionales para los padres y los estudiantes que están aprendiendo inglés que tuvieron que interactuar con los maestros y el personal de las escuelas a través del Internet, dijo García.

Comparado con años anteriores, ELPASO ha visto un aumento de aproximadamente el 20% de padres accediendo a sus programas, los cuales están diseñados para compartir información y recursos relacionados con la educación para padres de niños en la escuela, especialmente para contenido y apoyo tecnológico, y referencias a servicios básicos.

Silver linings across the board 

A pesar de la lucha que ha traído la pandemia, también ha habido momentos positivos para las familias que han vivido todos estos cambios en la educación.

Meosha Brooks, una madre de cuatro hijos en SVVSD quien también tiene un empleo, dijo que la pandemia ha ayudado a su familia a sentirse más conectados.

“Creo que nos dio la oportunidad de pensar en dónde estábamos como familia, cómo interactuamos y nos comunicamos, así como pensar en algunos de nuestros propios éxitos personales y nuestras áreas de mejora”, ella dijo.

Habiendo perdido a seres queridos debido al COVID-19, Brooks dijo que trató de enfocarse en las cosas positivas así como en las oportunidades que la pandemia abrió para sus hijos, tres de los cuales asisten a la escuela a través del modelo de aprendizaje híbrido de SVVSD, y uno va a una escuela primaria cuatro días al año semana.

“Lo que he notado, habiendo sido maestra y trabajando ahora como profesora en la universidad, que la educación línea no proporciona la base que muchos de los estudiantes realmente necesitan. El aprendizaje en línea es más accesible y lo hace más fácil cuando los niños faltan a la escuela”, ella dijo. “Pero yo también quería asegurarme de que siguieran recibiendo el contenido académico y la educación que necesitaban. ... No quería que se retrasaran demasiado porque cada uno de ellos aprende de maneras muy diferentes".

A lo largo del año pasado, SVVSD ha participado en conversaciones con las familias para asegurarse de que haya opciones para los niños que necesitan tiempo adicional con los maestros y actividades extracurriculares.

“Uno de los mayores desafíos fue tener que asegurarme de que mis hijos, en particular los dos más pequeños, no solo estuvieran haciendo su trabajo sino que también recibieran la enseñanza real del contenido”, dijo Brooks. “Algo que aprendí viendo esto desde la perspectiva  de un niño es que a veces tenemos que dar un paso atrás y darnos cuenta qué es lo que ellos en verdad están asimilando. ¿Les estamos dando la información? ¿O solo los estamos teniendo ocupados?".

Para su hija, Lauren Brooks, estudiante de Erie High School, lo más difícil de los cambios que ha vivido el último año, además de lo académico, ha sido separarse de sus compañeros de la escuela.

“Están sucediendo muchas cosas y extraño poder pasar tiempo con gente porque este año me tocó pertenecer a un grupo diferente al de todos mis amigos”, ella dijo acerca de su horario de aprendizaje híbrido. “Entonces ahora paso la mayor parte de mi tiempo sola en la escuela. Pero cuando regresemos completamente en persona a la escuela, espero que pueda pasar más tiempo con ellos ".

Los estudiantes de SVVSD estarán de regreso en los salones de clase tiempo completo esta semana.

Como miembro del Comité de Responsabilidad de Erie High School y participante en el trabajo de inclusión y diversidad que hace SVVSD, Meosha Brooks tiene curiosidad de ver el impacto que la pandemia tendrá en el aspecto social de la educación dentro de los próximos 20 o 30 años, y dijo que espera que pronto haya más oportunidades para tener más interacciones sociales.

“Algunas personas necesitan un toque personal, necesitan abrazos. Algunas personas necesitan hablar, necesitan poder estar en presencia de alguien más y todas esas otras cosas que extrañamos. Y todas estas cosas me encantaría tenerlas de regreso pronto”, ella dijo, añadiendo que espera que sus hijos hayan aprendido a encontrar la fuerza interior y a mirar más allá de sí mismos para ayudar a los demás también.

“Esta no es la primera vez que una crisis paraliza al mundo, por así decirlo, y no será la última”, ella dijo. “…La escuela regresará y los niños comenzarán a aprender de nuevo, pero eso es donde esto se termina. Los aprendizajes humanos y personales son lo que de verdad quisiera transmitir a mis hijos ".

What the future holds

Jaclyn Scott, maestra de artes del lenguaje en la secundaria Trail Ridge, dijo que aprender a adaptarse rápidamente y maximizar el poco tiempo de instrucción que tenía con sus estudiantes fueron clave para ella como educadora.

"Lo bueno de SVVSD es que nos adaptamos rápidamente y les dimos a los estudiantes las herramientas tecnológicas para poder acceder a la educación y acceder al aprendizaje, específicamente para mí clase de artes del lenguaje", ella dijo. "Llevamos la tecnología a un nivel completamente nuevo y no es necesario estar en un salón de clases para hacer esto".

Con una estructura y expectativas claras, dijo Scott, ella buscaba maximizar el contacto que tenía con cada estudiante, con la esperanza de que su tiempo en clase fuera significativo.

“Una de las cosas más importantes para mí fue ... la conexión con los estudiantes, asegurarme de que los entendiera y a sus necesidades, mejorar su aprendizaje y brindar el apoyo que necesitaran para continuar su crecimiento”, ella dijo. “Mostrarles que yo también estoy pasando por esto, nos estamos adaptando y aprendiendo juntos. No soy yo quien tiene todas las respuestas, les estoy dando el tiempo y espacio para que ellos escuchen lo que me está pasando a mí y cómo estamos realmente conectados a través de todo esto ".

Con la mayoría de los empleados de SVVSD vacunados, el distrito se está preparando para recibir el lunes a los estudiantes de todos los niveles en los edificios escolares para clases en persona cuatro días a la semana. 

Haddad dijo que espera que este sea el comienzo de más conversaciones sobre la importancia de tener a los niños en las escuelas.

“Algo que siempre he querido hacer es aumentar la cantidad de tiempo que nuestros niños están realmente en la escuela y esto ahora nos ha llevado a ofrecer oportunidades en la escuela para nuestros estudiantes durante todo el mes de junio ”, dijo, añadiendo que el  proyecto Launch, un programa de verano de literatura y matemáticas para estudiantes de primaria, brindará oportunidades de aprendizaje adicionales para las familias interesadas, entre otras opciones disponibles durante el verano.

“Tenemos que establecer un sistema, el cual ya tenemos, donde todos los niños, independientemente de su estatus socioeconómico, independientemente de las barreras que puedan tener, puedan participar en oportunidades educativas de la más alta calidad, con la más alta calidad de recursos, para que puedan prosperar ”, dijo Haddad. “La equidad no es un proyecto, es algo que está profundamente arraigado en todo lo que hacemos, para cada niño”.



Silvia Romero Solís

About the Author: Silvia Romero Solís

Después de viajar por el mundo, Silvia llegó a establecerse en Longmont. Ella busca usar su experiencia en comunicaciones y cultura para crear más equidad y diversidad en las noticias de Longmont.
Read more


Comments